Mediterráneo

Ambas Orillas: la travesía de Lina

Siempre tuve un sueño, viajar y conocer el mundo.  Desde muy joven tenía esa inquietud, motivada por las experiencias de los amigos del barrio que habían tomado la decisión de irse del país en busca de mejores horizontes  debido a que sus situaciones personales habían empeorado, por falta de trabajo, deudas o la enfermedad de algún familiar. Conociendo esas vivencias de primera mano, sabía que el camino no era fácil

Nieve de Verano

El termómetro en la localidad siciliana de Monreale, al sur de Italia, indicaba 39 grados a la sombra. Detrás del Duomo, Catedral de la ciudad, yace un  amplio callejón donde el agobiante calor puede mitigarse degustando una granita, granizado de fruta fresca que recuerda al famoso y reconocido “raspao” que comemos en la Costa Caribe Colombiana. La aglomeración de turistas y lugareños delante del puesto ambulante pudo haberse verificado en

Entre dos mares

Allá, al otro lado del teléfono, mientras habla mi madre, oigo la melodía  del carrito de los helados y la bocina del vendedor de “raspao” esa especie de granizado caribe que venden en las calles de Barranquilla para matar el calor. Por un momento estoy allá, pero en realidad me encuentro suspendida, como un cable de teléfono, como una cuerda que no quiero tensar por miedo a que se rompa,