Migraciones

Gente, lugares y cultura: mucho trabajo y poco paseo

Cuando la gente me pregunta a qué me dedico siempre respondo en italiano que soy una “libera professionista”, lo que en en otros países se conoce como profesional autónoma o independiente.  Sin embargo, de mi respuesta surge un nuevo interrogante, “pero, ¿en qué trabajas exactamente?”, y es ahí cuando viene la mejor parte.  Les hago una lista de los diferentes trabajos que hago desde la traducción de manuales en español,

La mirada divergente

Cuando te marchas del país, sea cual sea la razón, te quedas con una última imagen grabada en la memoria, un momento inexplicable que puede representar esa toma de consciencia, ese salto definitivo en la vida que nos llevó a migrar.  Tu inconsciente queda impregnado de esa memoria emocional como una tinta indeleble, que salta en los estadios más inesperados pero también en los más importantes, en los que marcan

¡En caída libre!

Cuando salí por la puerta supe de inmediato que no había vuelta atrás, era el fin de una era. Minutos antes, había tenido una de esas incómodas conversaciones de trabajo donde no sabes si te están invitando a marcharte o te están presionando para que rindas al máximo y te quedes en la empresa. Una ambigüedad que, de igual manera halaga tu trabajo, como también somete a juicio tu entrega.