El feminismo no tiene color

Francesca Crispo parecía una pequeña mancha , en medio a una multitud de mujeres vestidas de color lila y negro. Cuando marchó el pasado 8 de Marzo por las calles de Madrid para celebrar el Paro internacional de Mujeres, llevaba puesta una camiseta blanca  con la frase “The future is female”, ya que deseaba recalcar que: “el futuro es nuestro”.  Francesca es de origen italiano pero, desde los 16 años, cuando

El año que vivimos peligrosamente

Iniciamos la aventura de Mujeres en Travesía motivadas por la escritura, poniendo el alma en cada palabra, en cada texto, en cada idea proyectada hacia el futuro. Somos mujeres migrantes, reales y poco conocidas, pero también somos periodistas y necesitábamos crear un espacio para contar historias de mujeres que, como nosotras, han dejado su lugar de origen para construir un nuevo destino y despertar los sueños abandonados. Para crear nuestra

Travesías color verde esperanza

Si mi mente tuviese que que colorear ésta travesía, la dibujaría con  grandes pinceladas de verde y blanco, como la esperanza y  la paz, como los colores del  equipo de fútbol que ha logrado colapsar de solidaridad y emoción las redes sociales desde hace cuatro días. En  toda América Latina, los portales de noticias posicionan día a día y en primer lugar la tragedia del Chapecoense, un equipo proveniente de

Ella no se lo buscó

No existe algo más peligroso para el ser humano que tomar una ideología o concepto erróneo y manipularlo hasta lograr que sea aceptado masivamente. Si bien es cierto que los conceptos heredados a nivel social y cultural han sido utilizados también de manera inteligente para obtener un consenso masivo de ciertas ideologías, el rol de los medios de comunicación en estos procesos ha sido definitivo. De esta manera, temas como

El vaivén de la política

En mi casa, el color de la ropa para ir a votar siempre fue tan importante como “el partido”, sobre todo para mi padre, médico de profesión y político por vocación. Mientras él hacía mítines, mi madre tejía su propia estrategia para poder votar por el partido de su familia, el de sus intereses, decía. Porque ella era conservadora y mi padre liberal, pero a diferencia de lo que pasaba

Una familia especial

La travesía de Yoli en Venezuela comienza un viernes a las seis de la tarde, cuando la llaman para decirle que habían encontrado a una familia de hermanos que encajaba con su proyecto de vida, con esa idea de familia que diseñas sobre el papel antes de enfrentarte a un proceso de adopción. En su condición de expatriada feliz, con la doble nacionalidad colombiana y venezolana, rodeada de amigos y

El fantasma de la Mujer Maravilla

7 de Octubre de 2015 Voy tarde, si no salgo ya, perderé el autobús. Con el desayuno aún en la boca, y con el modo “mujer maravilla” activado, peino a mi hija, le doy un beso a mi marido y salgo corriendo. Hoy le toca a él llevarla a la guardería.  A lo lejos, veo a Úrsula que viene de dejar a sus niños en el colegio. También viene corriendo,

Gente, lugares y cultura: mucho trabajo y poco paseo

Cuando la gente me pregunta a qué me dedico siempre respondo en italiano que soy una “libera professionista”, lo que en en otros países se conoce como profesional autónoma o independiente.  Sin embargo, de mi respuesta surge un nuevo interrogante, “pero, ¿en qué trabajas exactamente?”, y es ahí cuando viene la mejor parte.  Les hago una lista de los diferentes trabajos que hago desde la traducción de manuales en español,

Alicia en el País de Hillary

  Esta vez,las mujeres hispánicas podrían equivaler a  una verdadera vuelta de hoja de las elecciones para Presidente del país más poderoso del hemisferio occidental. El arma secreta es la opresión, la ejercida por un potente ante su trabajador pero también el racismo y el mobbing* en el puesto de trabajo. Estos tres tristes caballos de batalla salieron a relucir  en el reciente debate entre Hillary Clinton y Donald Trump

Fertilidad a la italiana: el drama de las Mamma Mia!

Tendría unos 8 años y paseaba de la mano de una mujer elegante y con aire austero, vestida con abrigo de piel. Me había fijado en el impecable estilo de la  desconocida y  pensé que se trataba de una abuela, pero algo en su rostro denotaba que probablemente no lo era. De repente, la voz del infante  pronunció la reveladora palabra: “Mamma”… mamma? me dije, sin evitar calcularle su edad