No hay nada que perder!

La sorpresa nos llegó del otro lado del océano, del país más poderoso de nuestro hemisferio que en los últimos años ha visto nacer movimientos como #Metoo y #TimesUp como fuertes señales de una participación femenina que reclama un mayor nivel de equidad en la sociedad. Y ellas están asfaltando el sendero que llevará a otras mujeres de futuras generaciones, cercanas o lejos de los Estados Unidos, a comprender que

Yo también fui niña

Cuando tuve unos 6 años, recuerdo que en el  programa más visto de la tv el personaje central  habló por primera vez de los “Derechos del Niño”. El enlatado de origen mejicano que se transmitía por una cadena pública nacional, hacía alusión al año 1978, declarado Año Mundial del Niño. Ingenuamente, pensé que también estábamos incluidas dado que al creador de la serie, se le había ocurrido un brillante discurso

Y ahora, Quién podrá defendernos?

Hace poco más de una semana, la profesora de Psicologia de Palo Alto(California), Christine Blasey Ford se presentaba al Senado Estadounidense para exponer su proprio caso de abuso sexual, del cual fue víctima a la edad de  15 años. En aquella época, Blasey Ford practicaba tennis en las canchas del Country Club de su ciudad y luego de una tranquila clase fue invitada por dos amigos a participar de una

Saltando la Pared de la Embajada Italiana

Los chilenos no pueden olvidar y los recuerdos emergen siempre desde aquel 11 de septiembre de 1973 cuando el gobierno del Socialista Salvador Allende fuese depuesto en un Golpe de Estado orquestado por las Fuerzas Armadas Chilenas(Armada, Fuerza Aérea y Ejército) desembocando en una de las dictaduras más sangrientas de América Latina. Las redes sociales nos lo recuerdan, no sólo a través de reportajes o notas alusivas de medios masivos

Por Quién voy a votar?

Esa pregunta me la hice desde que las maquinarias políticas salieron al ruedo por la Presidencia de Colombia y honestamente sólo tengo algo muy en claro: yo voto por la paz. No les voy a decir que no he estado indecisa, como tampoco voy a negar que ayer voté en la sede de la Representación Democrática Consular de mi país en la ciudad de Milán. Lo que no voy a

Reflexiones de una feminista de ultramar

Tengo que admitirlo, siempre he estado del lado de las minorías y de quienes son condenados por no ser parte de aquello que la sociedad pretende. Desde muy jovencita desaprobé las figuras masculinas que usaban la violencia para denigrar a la mujer, bien fuese a base de golpes o con el uso de una retórica denigrante. Crecí en una familia de mujeres que me dieron la dignidad de aprender que

Los fantasmas de la violencia de género

Estudié en un colegio de monjas de una ciudad grande con una sociedad pequeña, donde todo, al mismo tiempo, se ocultaba y se sabía. Recuerdo que hubo una edad en la que a mis amigas y a mí nos fascinaban las historias de fantasmas, y nos enfrascábamos en una especie de competición para ver quien contaba la historia que consiguiera hacernos gritar de miedo. La que más recuerdo de todas

Ay Bendito, que Puerto Rico se levante!

Nuestra mirada como inmigrantes latinos desde Europa no es indiferente hacia Puerto Rico. Los medios de comunicación en España, Italia y otros países de Europa central no reportan ninguna noticia en mérito a la devastante crisis humanitaria que atraviesa la Isla del Caribe, a un mes de la violenta irrupción de los huracanes Irma y María en suelo boricua, causando el peor desastre natural de los últimos ochenta años. El

¡Ni me mires, ni me toques!

Por años, las mujeres del Caribe colombiano hemos sido víctimas de algo que recientemente ha obtenido el derecho a ser llamado por su nombre: acoso sexual callejero*, una invasión del espacio público por el que transitamos y en el que nos encontramos expuestas a diversos tipos de agresión, verbales o físicas.  Es así como una simple sonrisa o una búsqueda de contacto visual puede desencadenar una cantilena de frases morbosas

Fe, Madre

Escrito por @Silvia Visbal, comunicadora social y escritora Creo que para quien elige tener un hijo, salido del cuerpo propio o del alma como en el caso de las que adoptan uno, es una experiencia de fe. Lo ha sido para mi. Desde siempre tuve claro que gran parte del sentido de mi vida estaría dado por la posibilidad de ser madre, y cuando fue un hecho cierto casi puedo