El año que vivimos peligrosamente

El año que vivimos peligrosamente

Iniciamos la aventura de Mujeres en Travesía motivadas por la escritura, poniendo el alma en cada palabra, en cada texto, en cada idea proyectada hacia el futuro. Somos mujeres migrantes, reales y poco conocidas, pero también somos periodistas y necesitábamos crear un espacio para contar historias de mujeres que, como nosotras, han dejado su lugar de origen para construir un nuevo destino y despertar los sueños abandonados.

Para crear nuestra imagen, deshojamos álbumes personales, fotos de vacaciones, y escapadas en lugares exóticos y desconocidos, donde podían verse caminos desolados, playas desiertas, carreteras vacías o mujeres trabajando; ninguna hablaba de nosotras, ninguna lograba cautivarnos. Cuando decidimos convertir la palabra #atraviesa en nuestro lema y hashtag, de repente, apareció una foto particular, era la postal de un coche antiguo que se alejaba por una carretera desértica y polvorienta, a la luz de un atardecer amarillo. Et voilà! Era la imagen perfecta, y sus colores representaban el renacer de nuestra historia.

En realidad, en ese coche íbamos nosotras, como Thelma y Louise, decididas a agarrar el timón de nuestras vidas para dedicarnos a escribir, a vivir peligrosamente, a abrirnos paso en medio de la sobreinformación, los youtubers e instagramers.  Sabíamos que era una tarea que requería tiempo, así que preparamos durante seis meses el material necesario para lanzarnos al ruedo. Emprendimos esta travesía, montando la oficina en casa, trabajando a horas insólitas y por video-conferencia, desafiando la distancia entre Bologna y Barcelona.

Y lo estamos logrando, porque cada día estrechamos lazos con colegas y mujeres que estaban buscando un espacio en el cual expresar sus vivencias profesionales y personales, o en el que sentirse identificadas como migrantes y emprendedoras. Así fue, como Diana Pinzón y Katerine Castro se unieron a nuestro viaje, desde Valencia y Montreal, sin importar la diferencia horaria, el trabajo editorial o el community manager que cada publicación lleva consigo.

Cada post de Mujeres en Travesía está plagado de ingenio y coraje, pero lleva también el perfume de sus protagonistas y el aroma de nuestros territorios; aquellos por los que hemos transitado y atravesado con nuestras raíces, causando una hibridación sorprendente y fascinante que constituye nuestro patrimonio más valioso. Para nosotras, el sentido de “la travesía” trasciende el mero viaje físico y emocional, abarca además los sucesos de actualidad que afectan o tocan nuestra cotidianidad.  Nunca imaginamos que nuestras primeras historias verían la luz en un año tan controversial, el 2016 pasará a los anales de la Historia por aglutinar los sucesos más inesperados, y por constatar una triste realidad social: la de los feminicidios.

Este año no pasará desapercibido para las mujeres alrededor del mundo, fue el año en el que atravesamos las fronteras para estrechar, virtual o físicamente, lazos de solidaridad por los ultrajes, violaciones, torturas y asesinatos, sufridos por mujeres y niñas de todo el mundo. Desde nuestra redacción deseamos contribuir con la difusión de las diferentes violencias que sufren las mujeres y hacer un reconocimiento a las que ponen en riesgo su vida por el simple hecho de ser mujeres.  Entendimos que vivir peligrosamente es muy diferente de vivir en peligro, y marchamos simbólicamente constatando que no estamos dispuestas a soportar #NiunaMenos #NiunaMas.

Mientras despedimos a todos aquellos personajes que tristemente nos dejaron este año, constatamos que para nosotras la historia apenas comienza. Hemos tomado decisiones arriesgadas en nuestras vidas para darle vida a esta publicación, hemos vivido peligrosamente, pero ha valido la pena. Quedan aún tantos argumentos por tratar, vivencias y personajes por descubrir, que el 2017 se nos presenta como una oportunidad para seguir creciendo, contar con otras colaboraciones y escribir nuevas travesías. Gracias por seguirnos, comparte, opina, decide….

Feliz 2017!

#atraviesa #somosmujeresentravesia #mujeresmigrantes #mujeresqueinspiran