Marjorie Eljach: la dama del Gótico

Marjorie Eljach: la dama del Gótico

Cuando Marjorie Eljach dejó Barranquilla por tercera y última vez, no podía sospechar que todo aquel universo gótico de las novelas que la acompañaron durante su adolescencia se convertiría, años después, en la inspiración de su gran proyecto profesional. Al fin y al cabo, lo estaba dejando todo con el único propósito de vivir plenamente una relación que había comenzado tres años atrás, durante su última travesía académica en Madrid, mientras hacía un máster para convertirse en la Directora de la Biblioteca de una prestigiosa universidad colombiana.

majorie1
Marjorie Eljach vestida como una dama del Romanticismo. Fotos: Javier Herce

Después de tanta correspondencia compartida, tanto teléfono marcado, y tantos ires y venires, Madrid era su único destino posible. Entonces le pregunté si el amor era su único objetivo a la vista: “En principio yo no tenía ningún proyecto a nivel profesional, así que decidí entregarme al devenir y vivir mi relación”. Sin embargo, quienes la conocemos sabíamos que también necesitaba realizarse a nivel profesional, y sus dos primeros años buscando el trabajo ‘ideal’, acorde con lo que había dejado atrás, fueron difíciles, porque siendo una mujer extranjera había pocas posibilidades, incluso para una persona de su perfil académico y laboral. Así que, con tal de salir de casa aceptó trabajar de ‘cualquier cosa’ mientras salía algo que realmente mereciera la pena.

Pero sus experiencias, tal como las cuenta, fueron nefastas: “Trabajé como teleoperadora de una empresa de equipajes, a la que insultaban en dos idiomas todos aquellos que habían perdido sus maletas, ¡mis niveles de estrés estaban por los cielos! Y bueno, como agente inmobiliario, el que me soltara un perro rabioso el dueño de un piso al que me acerqué a preguntar si estaba interesado en vender, fue la guinda del pastel”.  En aquel momento decidió tomarse un tiempo para pensar qué hacer.  Me dice: “la sensación de estar en un país en el que nadie te conoce en el medio laboral y en donde tienes que probar nuevamente lo que vales puede llegar a ser decepcionante.  Además, si a eso le sumamos el machismo, es deprimente. Yo venía de un entorno matriarcal y de trabajar diez años en una universidad en las que las mujeres éramos mayoría en el área directiva. Y al llegar aquí fue como retroceder en el tiempo”.

sgm-2016
Afiche de la Octava edición de la Semana Gótica de Madrid 2016

Mientras hacía estos trabajos que no la llenaban en absoluto, Marjorie alimentaba su espíritu dejándose seducir por las actividades culturales que “la ciudad que nunca duerme”, le ofrecía. Así que también trabajaba en la gestión de eventos culturales de amigos y conocidos de Madrid, para alimentar su espíritu bohemio de narradora oral y estudiosa de la Literatura.  Pero, finalmente, cuando consiguió su trabajo ideal, cuando pudo respirar tranquila, tuvo que olvidarse de cualquier otra actividad o afición, porque ahora trabajaba para una multinacional que ocupaba todo su tiempo y atención, incluso los fines de semana. La empresa cerró en España a los 22 meses de haber empezado ella, y ahí fue cuando llegó su gran oportunidad: crear una asociación propia que le permitiera desarrollar su primer gran proyecto personal La Semana Gótica de Madrid (SGM).

“¿De dónde salió la idea de crear una SGM?”, le pregunto, así que me confiesa que buscaba hacer algo original, diferente: “Estaban a punto de liquidar la empresa en la que trabajaba y vi una oportunidad. Iba a recibir dinero de la indemnización y pensé en arriesgarme con algo tan osado como una Semana Gótica en Madrid (SGM). Comencé de inmediato a trabajar en el proyecto con mucha ilusión”. Sin embargo, se encontró con que el mayor obstáculo que tendría que sortear no era el dinero sino la mentalidad de la gente, especialmente del sector de la empresa privada: “La gente identifica lo gótico con muerte, adolescentes que quieren suicidarse y con temas negativos. No piensan que forma parte del Romanticismo y que los góticos son los nuevos Románticos, una tribu urbana que mantiene vivo un movimiento literario del siglo XIX.  Por el contrario los asocian a sectas satánicas y a cuestiones religiosas. Lo gótico no tiene nada que ver con eso, y si algunos utilizan simbología “oscura” es más por la estética que por una filiación o creencia”.

plataforma-gotica
Desfile de Plataforma G, evento de moda gótica de la Semana Gótica de Madrid

Este 2016 la SGM va para su octava edición, y si le pregunto a Marjorie qué ha logrado después de todos estos años me dice con ilusión:  “Hemos logrado algo hermoso y es llevar la cultura gótica urbana de la calle a los museos y a las instituciones y darle el lugar que se merece como continuadora del Romanticismo. Cada año crece, no solo en público y en actividades sino en instituciones que se involucran en el evento.  Este año daremos un premio a la vida y obra de un escritor por primera vez.  Pienso que seguirá creciendo”. La Semana Gótica sigue siendo un evento multidisciplinar, único en España, que se extiende durante todo el mes de Octubre para ofrecer al público eventos de arte, literatura, cine, música, moda, artes escénicas y ciencia.  También organizan un concierto para niños y un congreso académico, éste último ya cuenta con una publicación anual: la Revista Herejía y Belleza.

Finalmente, decido irme atrás en el tiempo para tratar de entender por qué una Semana Gótica y no otra cosa, así que indago en sus anhelos de juventud, y le pregunto: “¿Cómo es una mujer gótica del Caribe, Marjorie?  Supongo que es muy diferente la manera como se vive la cultura gótica aquí. El negro no es un color muy tropical”.  Y ella contesta: “Mi pasión por lo gótico comenzó con la Literatura del Romanticismo y por supuesto la Literatura Gótica.  En Bogotá durante la carrera en la Universidad Javeriana podía ir vestida de negro todo el tiempo, pero en Barranquilla ni hablar, con tanto calor y humedad poco a poco fui cambiando a colores más claros.  Pero lo gótico se lleva dentro…” Entonces entiendo que mi interrogante no tiene respuesta, que éste es un evento surgido de su yo interior, de su alma gótica adolescente, y que sólo viniendo a Madrid podía hacerse realidad.

*Para ver más información sobre la Semana Gótica de Madrid:  http://www.semanagoticademadrid.com/ y http://www.besarilia.org/